FAIL (the browser should render some flash content, not this).

Calendario

enero 2022
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Contador de Visitas


Posts Tagged ‘Aumentan’

La petrolera estatal Petroecuador dijo hoy que sus exportaciones de crudo aumentaron a 9,4 millones de barriles en julio frente a los 6,7 millones del mismo mes del año previo, en momentos en que Ecuador intenta aprovechar los altos precios del crudo.

Las exportaciones de crudo son la principal fuente de ingresos del socio más pequeño de la OPEP.

El envío de petróleo generó ingresos para la firma estatal de unos 925 millones de dólares frente a los 469,9 millones de dólares del mismo mes del año previo, agregó Petroecuador en un comunicado.

El barril de crudo Oriente se comercializó en julio a un promedio de 99,31 dólares por barril, mientras que el petróleo Napo se entregó a 94,87 dólares por barril.

Las dos son las únicas variedades del hidrocarburo que produce la nación sudamericana. El país andino lleva adelante un plan para aumentar la producción de crudo en sus yacimientos, para lo que realiza importantes inversiones en las empresas estatales y ha firmado nuevos contratos de explotación con las compañías privadas para asegurar nuevos flujos de inversión.

Ecuador ha proyectado que en el 2012 romperá su máximo histórico de producción de 526 000 barriles por día (bpd) de crudo y trepará a los 600 000 bpd en el 2013. Actualmente, la producción alcanza los 500 000 bpd.

Las reservas de oro físico del país, técnicamente denominado oro monetario, se han duplicado desde el 2008, gracias al crecimiento récord del metal en los mercados internacionales.

Hasta el último corte del pasado viernes, el Ecuador contaba con USD 1 510 millones en lingotes de oro, que se encuentran en una bóveda de la Reserva Federal (FED) de EE.UU.

Según señala el técnico Patricio Almeida, cada país, dependiendo de su política económica decide si conservar o no parte de sus reservas en oro físico. “Cuando la economía mundial entra en crisis, los inversionistas corren a refugiarse en este metal. Por eso sube el precio y eso explica el actual aumento de la reserva nacional en cuanto a este rubro”.

En las últimas semanas los mercados se han sacudido por los problemas económicos en Estados Unidos y Europa. Además, tras la crisis vivida en el 2008 el precio del oro se ha duplicado.

“Sería tentador vender en los actuales momentos las reservas de oro. Sin embargo, es de presumir que el precio seguirá aumentando en los próximos meses si la situación mundial no se estabiliza. Si el Gobierno, en determinado momento, decidiera tener liquidez, bien pudiera hacer uso de esos recursos”, señala el asesor financiero Juan Carlos Andrade.

Sin embargo, para el ex superintendente de Bancos, Alfredo Vergara, eso sería una mala idea, ya que es el único colchón que le queda al país, para utilizarlo en caso de graves problemas.

“El Presidente del Directorio del Banco Central y el Ministro de Finanzas dicen que el país cuenta hoy como con USD 4 000 millones en reservas. Pero de ese monto USD 1 500 millones son oro monetario”, dice Vergara. Y añade: “La mayor parte de lo que queda es depósitos de la banca, es decir, plata de la gente. En realidad no tenemos reservas”.

Tanto Almeida como Vergara explican que, en términos generales, al dividir el monto de la reserva de oro actual para la cotización (USD 1 787,8, la onza), quedaría un valor final de 24 toneladas, que es lo que el país dispone.

Desde que el país adoptó la dolarización, en el 2000, se anuló la obligación de respaldar la emisión de moneda (hasta ese entonces, sucres). Es por esa razón que, según los técnicos, el Gobierno podría contar en cualquier momento con esta reserva.

Aunque, según la ministra Coordinadora de la Política Económica, Katiuska King, el oro no se tocará de las bóvedas.

 

Durante las últimas semanas, Humberto Vidal ha tenido que reducir su plantilla de trabajadores ante la baja de pedidos de sus productos elaborados con acero. Tuvo que asumir esa medida para tratar de disminuir gastos y evitar trasladar todo el incremento del acero al precio final de su producción. Vidal, dueño de una firma que realiza estructuras metálicas y otros bienes industriales, aseveró que por el alto precio del petróleo, que supera los 100 dólares por barril, las materias que utiliza como el acero se han elevado de un 20% a 30% en las últimas semanas. “Nosotros estamos asumiendo un 10% a 12% de esa alza, pero no podemos asumir más y se traslada al precio (final del producto ). Por eso la gente que tenía su proyección para obras nuevas está restringiendo pedidos”, aseguró. Según Vidal, el precio del kilo de acero que estaba en 1 dólar ahora está de 1,28 a 1,35 dólares, dependiendo de los espesores. Otros sectores, como el de aceites y grasas que dependen de materias importadas, también miran con inquietud la volatilidad del petróleo, que se mantiene alto desde la propagación de protestas en Oriente Medio y el norte de África, junto con la tragedia en Japón. Los fabricantes de aceites vegetales sienten la afectación por dos vías: el aumento de los insumos para la elaboración del aceite y los empaques. Nicolás Landázuri, ejecutivo de La Fabril, sostuvo que cuando el precio del petróleo sube se tiende a usar el biodiésel en reemplazo del petróleo, provocando que este aumente su costo. “Si el precio del biodiésel sube y este es elaborado con aceite vegetal la consecuencia final es que el precio del aceite vegetal crudo sube”. Ante esa situación, Landázuri explicó que están trasladando paulatinamente los incrementos de costos en materias primas a los precios de venta, pues “ hacerlo en un solo movimiento pone en riesgo la demanda de cualquier producto y nuestros volúmenes de ventas pueden reducirse más de lo que ya se han reducido”.  El sector plástico es otro que percibe esos aumentos. Caterina Costa, presidenta de la Asociación Ecuatoriana de Plásticos (Aseplas), indicó que en actualmente han registrado incrementos del 5% al 10% en insumos importados. La empresaria señaló que en el caso de la industria plástica no solo el costo del crudo impacta, sino otros factores como la fuerte demanda de China y la escasez de ciertos insumos. El polietileno, polipropileno y el PET para hacer botellas, son insumos que han subido su cotización. La industria, según Costa, está transmitiendo parte de esas alzas de las materias al precio final de varios productos, pues no todos pueden absolverlo.

El nivel de yodo radiactivo en aguas del mar cercano a la central nuclear de Fukushima supera 3.355 veces el límite de seguridad, lo que supone la concentración más alta hasta el momento, informó ayer la Agencia de Seguridad Nuclear de Japón. Las muestras, tomadas ayer a 330 metros al sur de una salida de agua próxima a los reactores 1 a 4, revelaron un fuerte incremento del isótopo 131 del yodo respecto al fin de semana, cuando llegaron a ser 1.850 veces superiores a lo normal. El operador de la planta, Tepco, intentará rociar resina sintética en algunas áreas del complejo para evitar que el polvo radiactivo llegue al aire o sea depositado en el mar por la lluvia. La resina es soluble en agua, pero cuando esta se evapora se vuelve pegajosa y contiene el polvo. Expertos dijeron que la vastedad del océano y una poderosa corriente deberían diluir los altos niveles de radiación, limitando el peligro de contaminación a los peces y el resto de la vida marina. Sin embargo, no está claro cuánta radiación se está filtrando al océano y controlar las fugas podría tardar semanas o meses, lo que complica las evaluaciones de riesgo. Igual reacción tuvo el gobierno: “No estamos en una situación donde podamos decir que tendremos esto bajo control para un cierto periodo”, dijo el secretario jefe del gabinete de Japón, Yukio Edano. Se reportó que había una columna de humo saliendo de una segunda instalación de plantas nucleares en Fukushima, ayer. El Departamento estadounidense de Energía puso a disposición de Japón robots que resisten a las radiaciones, capaces de reunir informaciones sobre los reactores en lugares donde la radiactividad es demasiado elevada. Japón actualizó ayer la seguridad de sus 55 plantas de energía nuclear, el primer reconocimiento oficial de que sus normas eran insuficientes cuando un terremoto dañó una de ellas el 11 de marzo pasado, desencadenando pero crisis atómica desde Chernóbil en 1986.